18 de febrero de 2013

Entrevista a Ángel Masip en Just Madrid 2013

El artista Ángel Masip nos habla del proyecto presentado en la galería Paula Alonso en Just Madrid 2013, así como de otros futuros.
-Presentas en el stand de la galería Paula Alonso el proyecto “La filología para más tarde”, ¿qué quieres mostrar con un título tan sugerente?
No están demasiado delimitados los márgenes de lo que quiero mostrar; el sentido de la frase abarca más de lo que soy capaz de asumir, de esto va un poco el asunto, de lo importante que es la intuición en nuestra naturaleza y de lo necesario que es a veces dejar que las cosas sigan su rumbo de manera natural, bajo sus propias reglas, sin forzar demasiado las cosas, prestando atención a lo que sucede tal vez de forma casual. Ya de por sí hay mucho que aprender en todo ello… A veces nos cuesta entender ciertas cosas, pero desde mi punto de vista, en arte no es necesario entenderdentro de los términos establecidos. Digamos que el arte nos ayuda a comprender la naturaleza del individuo, y el individuo es de naturaleza dispersa.
Puede que el principal propósito de estos nuevos trabajos sea soltar lastre, deshacerme de determinadas directrices, prestar menos atención a la linealidad discursiva, tal vez para resituar mi investigación en otro nivel de percepción.
Tal vez nos empeñamos demasiado en estructurar las cosas, en poner pautas y establecer parámetros de manipulación (a menudo estrategias generadas por los que ostentan el poder), nuestra naturaleza va por otro lado y, a veces, todo ello no son más que obstáculos para nuestra percepción/experiencia, pero eso sí, son recursos eficaces a los intereses de aquellos que los imponen.
Cada vez me interesa menos como el producto artístico está mutando en nuestros tiempos; lejos de edificar su propia autonomía está cayendo presa, todavía más, de las estrategias del poder que simultáneamente se actualiza y va hilando cada vez más fino. Me interesa aquel arte que a veces se considera como de dudosa calidad, que hace chirriar a la crítica especializada, porque a veces en él encuentro elementos auténticos que me cuesta encontrar en el arte de primer nivel.

-¿Hay algo de crítica a los cánones impuestos en la concepción de la obra?
Bueno, a diferencia de lo que promulga una parte de los profesionales del sector,  yo no creo que a el arte por sí mismo pueda cambiar el mundo, este pensamiento me parece muy hipócrita. El arte para mí es una fuente de conocimiento sobre nosotros mismos, conociéndonos a nosotros mismos sí pienso que podamos rectificar conductas y modificar la sociedad y, a muy largo plazo, tal vez el mundo.
Me parece muy superficial intentar hacer creer a los demás que haciendo un video sobre lo mal que se pasa en determinados lugares vas a cambiar las estrategias del poder o la conciencia de alguien (¿tal vez a algún adolescente?); hace ya tiempo que perdimos la ingenuidad…
En este sentido, creo que la diversidad es muy importante y también el sentido crítico, el leer entre líneas… Por este motivo, mi trabajo no trata sobre cuestiones políticas o sociales explícitas, porque me parece que sería como empezar la casa por el tejado. Pienso que hay que ser político (en el amplio sentido de la palabra), pero sin caer en los convencionalismos (que a menudo son aquellos considerados como radicales), intentar modificar los hábitos de pensamiento.

Me resulta muy curioso el funcionamiento de la percepción humana…

-¿Desde cuando llevas trabajando en este proyecto, o es un trabajo en curso?
Bueno, yo diría que siempre he estado trabajando en esto. Si a lo que te refieres es desde cuando llevo realizando las obras que muestro en JustMad 2013, pues te diría que desde finales de 2011. Sí, es un trabajo en curso que si no cambian las cosas tendrá una segunda y tercera parte, materializadas en diversas muestra individuales.
-En las obras que sueles trabajar en toda tu trayectoria tiene especial importancia el entorno y la percepción del mismo, ¿qué implicaciones tiene el exponer este proyecto en una feria (con las limitaciones espaciales que conlleva)?
Las ferias de arte son, a mi juicio, el peor espacio para mostrar un trabajo artístico, pero en este sentido, en cuanto a las limitaciones a las que te refieres, juega un papel importante en este último proyecto el poder utilizar este formato bajo el concepto de escaparate (en un contexto tan poco aséptico), con todo lo que ello conlleva. El trabajo realizado no ha sido elaborado exento de esta idea y luego se ha mostrado en la feria, sino que ha sido pensado bajo este formato. Puede que en concepto, tal vez también en cuanto a su apariencia, tampoco sea demasiado diferente de propuestas anteriores.

-Tus instalaciones tienen siempre algo de teatral, tanto en su disposición como en los elementos que las forman (grandes paneles, colores destacados, luces), ¿hay algo de eso aquí, o qué cambia en este proyecto respecto a otros?
Tal vez cambien los formatos, que están condicionados al contexto y a los requerimientos del concepto ‘feria de arte’. Pero como te decía antes, el desarrollo conceptual no es más que una evolución de mi trabajo anterior.
A menudo pienso que siempre acabo realizando justo lo contrario de lo que desearía que mi trabajo representase. Es cierto que cada vez más el resultado se impregna de una estética aparentemente superficial, como de escaparate o escenografía; al mismo tiempo que detesto todo ello -porque soy consciente de que en cierto modo no lo puedo controlar-, también veo que esta parte me interesa (me refiero al proceso de evolución natural). Recuerdo cuando pintaba bonitos paisajes, en realidad los odiaba, bueno mejor dicho, odiaba lo que representaban que no era otra cosa que la percepción retrograda y rancia que en términos generales tenemos de las cosas, y que tanto nos pesa y condiciona, la incapacidad de cuestionar nuestros referentes en una sociedad tan manipulada; me refiero por igual tanto al jubilado que se pasa el día frente al televisor, como al comisario de turno que presenta su proyecto tendencioso en el espacio de moda (ambos encajan perfectamente en sus respectivos standares predeterminados).  Un control que se expande en muchos sentidos y en ámbitos que a menudo se camuflan bajo pseudo ideologías del poder y que abarcan todos los estratos; política, crítica, pensamiento, etc… Es curioso, porque en otras disciplinas, como en el cine, quiero pensar que todo ello se cuestiona de un modo más natural.


-¿Qué más proyectos / exposiciones tienes para este 2013?
Pues la verdad es que en pocas ocasiones he tenido tantos proyectos por delante, no sé si es casual o con el tema dela crisis todos nos hemos puesto un poco las pilas…
En abril participo en un proyecto comisariado dentro del proyecto Jugada a tres bandas en La New Gallery en Madrid, al mismo tiempo participo en Password: printmaking,otra muestra itinerante por diversos centros europeos. En Junio participo en la feria Pinta (Londres) y para inicio de temporada 2013-2014 tengo programada una muestra individual en Madrid que posteriormente itinerará a Alicante.
Aún así, mi principal proyecto es marcharme del país en cuanto tenga oportunidad.
Imágenes cedidas por Ángel Masip del proyecto presentado en la galería Paula Alonso en Just Madrid Art Fair 2013.