5 de febrero de 2014

“Implosió” en Es Baluard: análisis de un cambio en el modelo de museo.

 

implosio-es-baluardEl pasado jueves 30 de enero se inauguraba “Implosió”, la reordenación de la colección del museo Es Baluard, comisariada por su nueva directora Nekane Aramburu.
Coincidiendo con su décimo aniversario, el museo mostrará en su primera planta una nueva lectura de sus obras, buscando generar un discurso alternativo al oficial que siempre acompaña a las colecciones de los museos.
Con la llegada de Aramburu al museo el pasado marzo algo se preveía de este cambio, que ahora se va mostrando cada vez más evidente. Con una amplia trayectoria como comisaria, comprometida con las cuestiones de género y feminista, además de investigadora de los espacios independientes en la Península, Nekane suponía todo un cambio para Es Baluard, que apostaba así por un modelo distinto de gestión. No es casualidad, pues, que la palabra “transparencia” apareciese en varias conversaciones durante la inauguración.
En un momento de cambio tan decisivo como el presente, saber escoger a las y los gestores adecuados puede suponer todo un cambio de inflexión para cualquier institución.
Tanto es así que “Implosió” basa todo su discurso curatorial en esto. En el dossier de prensa se repiten algunas ideas sobre las que resulta interesante reflexionar: “renovación, catarsis, museo orgánico, cuestionamiento, nuevo ciclo, decodificación o nueva lectura” son sólo algunos de estos conceptos.
Con un título de referencias tan científicas, la implosión que Aramburu pretende detonar en Es Baluard parte del planteamiento de una célula central (la colección) de la que surgen otras más pequeñas, pero no menos interesantes, creando una constelación total y compleja.
Todo parece cuestionarse en este cambio: la estructura del museo, que sigue arquitectónicamente el baluarte del siglo XVI donde está situado el edificio, va a ser ocupada en muchos de sus espacio no sólo por las obras de la colección permanente sino por propuestas externas que incluso llegarán al área circundante del mismo.
Por su parte, la exposición “Implosió” se estructura en torno a cuatro ejes (correspondientes a cuatro salas):
Lo moderno en las Islas Baleares y avances hacia las vanguardias.
Parte de obras de finales del XIX, con el arte moderno como punto de partida para rebelarse contra la tradición, crear fisuras intelectuales y experimentar nuevas actitudes. Desde Anglada-Camarasa a Gauguin pasando por María Blanchard, Sorolla o Modigliani.
20140130_184802(1)
Implosi¢ - Zona 1(1)
Los engranajes de los nuevos lenguajes.
El cambio que supone mirar una obra cubista, donde la realidad se multiplica en los distintos planos que conforman las tres dimensiones en una pintura, genera que el arte pase de ser un fenómeno de observación a una experiencia perceptiva e intelectual. De aquí deriva la incorporación de otros procesos como los artesanales o las artes escénicas. En este punto de la exposición se muestran obras de Calder, Léger, Picasso, Man Ray, Miró o Wilfredo Lam, entre otras.
Implosi¢ - Zona 2 (1)(2)
 
Aproximación a evidencias e intersticios.
Fluxus en los 60, el videoarte, la performance…todas estas prácticas ocupan la tercera sala de “Implosió” y muestran una nueva forma de enfrentarse a la reflexión artística a través de nuevos lenguajes híbridos que tienen en común una progresiva desmaterialización del objeto.
También aquí se muestran los años 80 en España, el cambio durante la Transición, la influencia de la caída del muro de Berlín y entre los artistas presentes destacan Miquel Barceló, Joan Brossa, Juana Francés, Nam June Paik, Yves Klein, Guillermo Pérez Villalta o Wolf Vostell.
Implosi¢ - Zona 3(1)

Movimientos gravitacionales en torno a lo contemporáneo y lo actual.

Esta última sala plantea la deconstrucción, los neos, la desterritorialización, el cuestionamiento de la autoría y la difusa diferencia entre géneros y estilos.

Especialmente con el fenómeno de la globalización, la erradicación de los dogmas y la quiebra de lo real tras los atentados del World Trade Center en Nueva York en 2001.
Se trata de un panorama general del presente, que aún está ocurriendo. Una posibilidad infinita que aún se está investigando. La instalación, la performance, el vídeo…nuevas posibilidades en un presente líquido.
Encontramos piezas de Victoria Civera, Jaume Plensa, Bernardí Roig o Tadashi Kawamata, entre otros.
Implosi¢ - Zona 4
20140130_194217
Este post pretende ser una aproximación a “Implosió” desde varios puntos de vista: una visión general de la muestra para quien no pueda visitarla, y un análisis crítico de la transformación que supone esta reordenación de la colección.
Todos estos cambios se muestran a través de la exposición misma y de la colaboración directa con el Área de Educación y Formación del museo, que basándose en tres ideas, “Experiencia, Reflexión y Ejercicio”, buscan analizar y cuestionar cuatro vertientes:
-Los presupuesto de la Historia del Arte evolucionista.
-Las lecturas de raíz política y social.
-Los estudios de género y la identidad.
-La iconografía.
DSC_0002(1)
Se trata de un cambio profundo que Nekane Aramburu coloca como bandera de su propuesta como directora. La presencia femenina es reiterada por la comisaria en cada sala. Hay una clara intención de destacar aquellas artistas mujeres olvidadas conscientemente por la Historia (con mayúsculas).

20140130_202722(1)
Aramburu quiere dar la vuelta al museo, sacudirlo, quitarle el polvo y darle un aire fresco, renovado y acorde al momento presente. De ahí que se incluyan propuestas externas para los espacios no utilizados convencionalmente en el museo, que la posición feminista de la directora quede patente en el discurso curatorial o que incluso “Implosió” sea una muestra orgánica, que cambia a medida que el tiempo lo va pidiendo, no siendo una exposición estanca e inamovible. Aramburu quiere “jugar” con el museo: aprovechar la construcción arquitectónica para dar un sentido orgánico al contenido, ocupar otros espacio, dar paso a nuevas propuestas, cuestionarse lo establecido como inmóvil.
Este proyecto que transforma Es Baluard supone un revulsivo para el propio centro, un ejercicio de cambio sensato y reflexivo que, personalmente, me fascina.
Durante la inauguración de “Implosió” el pasado 30 de Enero se grabó en directo un especial del programa “Fluido Rosa” de Radio 3 que puede escucharse aquí.
20140130_211452