23 de junio de 2014

P2P. Prácticas contemporáneas en la fotografía y el comisariado español.

p2pA propósito de PHotoEspaña se están celebrando en Madrid multitud de exposiciones de fotografía. Este festival, que cierra la temporada artística y abre la de verano, ha convertido la capital en un mapa amarillo con variadas opciones para visitar.
Entre ellas está P2P. Prácticas contemporáneas en la fotografía española, comisariada por Charlotte Cotton, Luis Díaz e Iñaki Domingo en la sala de exposiciones del Teatro Fernán Gómez, Centro Cultural de la Villa.
La amplitud de artistas presentes en la exposición fue uno de los motivos que me llevó a verla en primer lugar en todo el programa de PHotoEspaña: 24 fotógrafos, de los cuales algunos nombres ya me resultaban familiares. Una exposición extensa que presenta los trabajos de Alberto Feijoo, Alberto Salván, Alejandro Marote, Bego Antón, Bubi Canal, Carla Andrade, Carlos Sanva, Cristina de Middel, Daniel Mayrit, David Hornillos, Íñigo Aragón, Ixone Sadaba, Javier Marquerie, Jesús Madriñán, Jon Cazenave, Julián Barón, Marc Serra, María Sánchez, Miguel Ángel Tornero, Nicolás Combarro, Olmo González, Oscar Monzón, Román Yñán y Tanit Plana.
p2p2

P2P es una exposición que además de abarcar muchos artistas, tiene un planteamiento distinto a lo que normalmente encontramos en los comisariados: en la web se define así “la exposición está estructurada en base a conversaciones visuales entre 24 artistas con un objetivo: transmitir el dinamismo y el amplio espectro de ideas fotográficas con las que los artistas y sus redes creativas trabajan en la actualidad”.

Justamente el pasado viernes 20 uno de sus comisarios, Iñaki Domingo (miembro de 30y3, plataforma independiente de fotografía española contemporánea), hacía una visita guiada por la exposición para explicar cómo ha surgido el proyecto y cómo se estructuran tantos fotógrafos en una misma sala.

Una de las cosas que subrayaba era que P2P pretende alejarse del comisariado clásico (con el comisario como figura eminente), y por ello había sido desde el principio un proyecto horizontal con toma de decisiones conjuntas. Esto se había resuelto en tres fases: en primer lugar una plataforma privada online donde hablaban de los trabajos de cada uno; en segundo lugar la exposición en pared (que vemos ahora en la sala); y por último un programa de actividades paralelas a la exposición física. El montaje de lo que ahora vemos en la sala Fernán Gómez no fue un “llegar y cada uno colocar su parte”, sino que durante dos semanas ocuparon el espacio y se iban encontrando unos y otros generando contacto, sinergias y diálogos.

P2P hace además una interesante mezcla generacional y no pretende ser una exposición de tesis, sino mostrar prácticas actuales, lo que Iñaki define como “trabajar con los artistas, no con las obras. No se trata de mezclar obras sino de permear diálogos, crear comunidad”. Precisamente por esto lo primero que nos recibe en la visita es un gran mural-collage con aportaciones variadas de todos los artistas, como un manifiesto visual de lo que es P2P.

20140610_181538
Pared conjunta a la entrada de la exposición
20140610_181636
Detalle de la pared intervenida
El espacio de la exposición, sin embargo, es muy amplio, lo que dificulta el situar tantos artistas y tantas obras de manera coherente. Por ello, lo que nos encontramos son pequeñas mini-salas con tres artistas en cada una, con proyectos que dialogan entre sí y tienen un sentido conceptual conjunto. Siguiendo el recorrido, estas serían las mini-exposiciones de tres en cada espacio: 

Uso político de la imagen: Julián Barón, Ixone Sadaba y Daniel Mayrit

20140610_181434
20140610_181443
Dos imágenes de las piezas de Ixone Sadaba
Pequeños actos cotidianos de resistencia: Tanit Plana, Carlos Sanva y María Sánchez
 
20140610_181947
La Tanit Plana
Dominio de la imagen pura: Carla Andrade, Alejandro Marote y Jon Cazenave.

20140610_182126
Alejandro Marote
Lo familiar y lo íntimo: Olmo González, Román Yñán y Javier Marquerie.

20140610_182324
“Supernova” de Olmo González. Una grata sorpresa.

Genial proyecto.

 
20140610_182408
Román Yñán
20140610_182502
Javier Marquerie
Construcción vs. destrucción / ruina: Nicolás Combarro, Alberto Feijoo y Alberto Salván.

20140610_182650
Alberto Feijoo
20140610_182717
Alberto Feijoo
20140610_182744
Nicolás Combarro
El bodegón clásico frente al collage hoy: Jesús Madriñán, Iñigo Aragón y Miguel Ángel Tornero.

 

20140610_182540
Miguel Ángel Tornero
20140610_182548
Iñigo Aragón
20140610_182558
Jesús Madriñán
Lo extraño y mágico que hay en la realidad: Cristina de Middel, David Hornillos y Bego Antón.
20140610_182900
20140610_182910
20140610_182930
Tres imágenes del proyecto de Bego Antón
La tecnología y la cultura popular: Bubi Canal, Marc Serra y Óscar Monzón.
20140610_183026
Bubi Canal
20140620_172122
Óscar Monzón
Múltiples temas y proyectos, muy diversos entre sí pero con discursos comunes. La particularidad de cada trabajo la podemos conocer en las cartelas situadas en cada mini-sala, con un texto explicativo amplio. P2P llega más allá de la obra sobre pared: las múltiples actividades propuestas en paralelo acogieron desde performances a charlas, visionados, bookjockey, proyecciones, talleres… En la web de 30y3 podemos ver el programa.

pared
gato
Además, y siguiendo la línea del proyecto, la idea de comunidad se lleva hasta el catálogo, una publicación final que no será el clásico formato que recoja imágenes sino que incluirá diálogos, sinergias, debates y todo lo que ha supuesto P2P durante su tiempo de vida. Quizá se parece más a un diario de todo lo que está pasando ahora más que un compendio de proyectos y artistas. Sin duda P2P es una exposición amplia, tanto en espacio físico como en su concepción general, que abarca un gran número de artistas que no son los únicos (como dice Iñaki Domingo), pero que sirven como ejemplo de lo que está pasando en la fotografía hoy en España. Generaciones mezcladas que dialogan y generan una propuesta muy interesante, en mi opinión de las que más en PhotoEspaña, ya que busca romper con el comisariado y con la exposición clásica.

Y romper siempre está bien. Cuando alguien está proponiendo algo distinto, ya sea otra forma de producir, de exponer o de comisariar, significa que algo se está moviendo y cambiando.

P2P es un poco de todo esto: aire fresco para algunos modelos que se quedaban caducos y que necesitaban un giro nuevo para seguir funcionando. Esta es una de las acertadas propuestas.